¿Qué son los equipos de desinfección ultravioleta para piscina?

La luz ultravioleta es una forma de radiación que se puede encontrar en la luz solar. Está situada en la franja de 100-400 manómetros de longitud de onda, entre los rayos x y la luz visible. La radiación UV de onda corta (UVC, 200-280nm) tiene una gran capacidad germicida, mata eficazmente bacterias y otros microorganismos. Este efecto es crucial a la hora de desinfectar el agua de la piscina, permite tener un agua limpia sin la necesidad de utilizar productos químicos potencialmente agresivos para los bañistas.

La desinfección ultravioleta reduce drásticamente la producción de las cloraminas (cloro libre), que se producen al entrar en contacto el cloro con los diferentes compuestos orgánicos nitrogenados (cosméticos, sudor, etc.) que entran en el agua a través de los bañistas. Las cloraminas son las responsables de ese fuerte olor a cloro y de la irritación de ojos y mucosas.

Los equipos de radiación ultravioleta hacen pasar el agua ya filtrada por una cámara estanca, donde se la irradia con luz ultravioleta. Esta radiación altera el ADN de los microorganismos presentes en el agua, los mata e impide que se reproduzcan.