El mantenimiento de las piscinas, esencial para la salud

Realizar un mantenimiento apropiado de las condiciones de cualquier piscina es clave para evitar que los bañistas sufran problemas de salud.

Y es que no son pocos los problemas de salud que puede sufrir una persona al bañarse en una piscina que no recibe los cuidados oportunos. Picor y rojez en los ojos es una de las afecciones más habituales, que se produce debido a que el nivel de cloro presente en una piscina es demasiado alto.

Pero el peligro protagonista lo suponen las bacterias, algas y los hongos. Pueden causar efermedades muy perjudiciales a los bañistas. Por lo que es imprescindible utilizar los productos adecuados para su eliminación, y para la perfecta condición de nuestra piscina.